El asma en niños y el invierno

El asma en niños y el invierno

El frío generalmente afecta a las personas con asma y a los que tienen enfermedades respiratorias. El asma puede tener varios desencadenantes, uno de los mas frecuentes es el frío.


Al respirar aire frío y seco, las vías respiratorias se pueden irritar provocando que los bronquios se cierren, más cuando se respira por la boca, porque el aire no se calienta ni se humedece.


Es importante saber que el ejercicio o entrenamiento físico muy intenso a baja temperatura, puede empeorar el asma. El empeoramiento puede ser causado por el ejercicio intenso y también por el aire frío en las vías respiratorias.


Sin embargo, es importante recordar que el ejercicio mejora el estado físico y la salud en general. Los pacientes que tienen su asma bajo control pueden realizar ejercicio en el frío utilizando ropa deportiva térmica y cubriendo nariz y boca, en algunos casos el médico puede indicar medicamento antes de realizar la actividad física en forma preventiva.


El frío, la falta de viento y el tráfico  entre otros factores incrementan las concentraciones de gases, partículas y contaminantes en el aire, cuando las personas con asma respiran estos contaminantes, las vías respiratorias se inflaman y pueden empeorar los síntomas de asma, disminuir la función pulmonar o incluso desencadenar una crisis asmática.


Protección y prevención


Para evitar una crisis de asma, en Aerosol Medical Systems te recomendamos que si tú o un familiar padece asma, continúe con su tratamiento inhalado y utilice una cámara espaciadora AeroChamber para asegurar que el medicamento llegue a lo profundo de los pulmones y se logre su eficacia. 


Ver más productos para pacientes con asma aquí.

Anterior Siguiente

  • Aerosol Medical System