¿Qué es y cómo funciona la ventilación mecánica?

¿Qué es y cómo funciona la ventilación mecánica?

La ventilación mecánica es una estrategia terapéutica para reemplazar o asistir la ventilación espontánea cuando esta no es eficaz.

Los ventiladores se utilizan principalmente en servicios de terapia intensiva, urgencias, ambulancias, procedimientos de anestesia, pero también para pacientes estables que requieren ventilación en casa.

La ventilación puede ser invasiva o no invasiva. La no invasiva se aplica con una mascarilla, en pacientes no tan graves. En la invasiva se requiere intubar al paciente es decir colocar una cánula en la tráquea del paciente para ventilar eficazmente.

Los ventiladores requieren una fuente de aire y oxígeno para poder dar la fracción inspirada de oxígeno que requiera el paciente. Cuentan con una computadora para programar los parámetros ventilatorios. El ventilador insufla el aire al paciente activamente y la exhalación es pasiva.

Los respiradores también pueden venir equipados con sistemas de monitoreo y alarma en cuanto a los parámetros del paciente (por ejemplo, presión, volumen y flujo), y también en cuanto a la función del ventilador (por ejemplo, fugas de aire, cortes de energía, fallas mecánicas), baterías de emergencia, tanques de oxígeno, y control remoto.

Hay pacientes estables que requieren ventilación mecánica a largo plazo, como en el tratamiento de la apnea del sueño o pacientes con problemas neuromusculares que requieren ventilación no invasiva durante el sueño con una mascarilla. Sin embargo, algunos pacientes requieren ventilación mecánica invasiva a largo plazo y en ese caso se les realiza una traqueotomía, colocando una cánula en la tráquea a través del cuello. Estos pacientes requieren cuidados y monitorización por profesionales de la salud.

Uno de los dispositivos médicos que más vidas ha salvado frente al COVID-19 son los ventiladores. Conoce algunos modelos que AMS maneja.

Anterior Siguiente

  • Aerosol Medical System