Oxígeno suplementario en casa, revisa las medidas de seguridad

Oxígeno suplementario en casa, revisa las medidas de seguridad

El oxígeno es un gas que no tiene ni color ni olor. Forma parte del aire que respiramos y es fundamental para el funcionamiento de todas las células del cuerpo así como también para la cicatrización.

Existen diferentes problemas respiratorios que requieren de oxígeno adicional. Esto ayuda mucho a los pacientes ya que no tienen que respirar más profundamente ni más rápido para recibir suficiente oxígeno. 

¿Cuáles son los riesgos asociados con el oxígeno?

El uso de oxígeno suplementario implica un riesgo de incendio por ser un gas flamable, por lo que se deben tomar las precauciones necesarias.. El oxígeno que se encuentra en los tanques (en forma gaseosa o líquida), está bajo presión y podría causar lesiones si no se usa correctamente.

Es importante que entienda perfectamente cómo usar el sistema de oxígeno que le han indicado. Haga todas las preguntas que tenga al médico y al proveedor de productos médicos.

¿Qué es lo que se debe hacer?

Para obtener un sistema de oxígeno suplementario, debe tener una receta con la indicación médica del sistema y el flujo que debe utilizar, no se debe modificar el flujo de oxígeno a menos que su médico se lo haya indicado.

Si utiliza un concentrador de oxígeno no requiere hacer recargas, por que el equipo genera el oxígeno de forma continua. Si utiliza tanque de oxígeno es recomendable tener siempre una reserva para 3 días, su especialista en cuidados respiratorios le puede indicar con que frecuencia debe realizar las recargas.

Mantenga la manguera de oxígeno a la vista. No lo ponga debajo de muebles, el cobertor de la cama, las alfombras, la ropa o ninguna otra cosa, pues la manguera se podría colapsar e impedir el flujo de oxígeno.

Evite incendios

No permita que se fume en la casa, en el carro ni en cualquier otro lugar donde el paciente esté recibiendo oxígeno. 

No deje el tanque de oxígeno abierto cuando no lo esté utilizando.

Cuando el tanque de oxígeno esté abierto, manténgase a 3 metros de cualquier chimenea, cocina/horno o aparato doméstico de gas.

No use electrodomésticos tales como rasuradoras, secadores de pelo, cobijas eléctricas o calentadores eléctricos, donde se esté utilizando el oxígeno, pues podrían producir chispas y causar un incendio. El uso de teléfonos celulares no presenta ningún riesgo.

Para la terapia de oxígeno con concentradores, ya sea estacionarios o portátiles, consulta los diferentes dispositivos y cotizaciones de HomeCare que en Aerosol Medical Systems tenemos para ti.

Anterior

  • Aerosol Medical System